top of page

Cine. ¿Quiénes son las pobres criaturas?

Bella, protagonista de la película Pobres Criaturas, vive libremente no solo su sexualidad.


Barbie y Oppenheimer estaban catalogadas dentro de las mejores películas del año 2023, hasta que llegó Pobres Criaturas y comenzó a meterse entre las nominaciones y a ganarles los premios.

También eran mis películas favoritas para ganar en numerosas categorías. Oppenheimer me confirma que Christopher Nolan es uno de los mejores directores-guionistas actuales y probablemente, de la historia. 

Barbie es una película sobre género muy necesaria desde los años 70, luego de la liberación sexual y de que las mujeres comenzaron a participar más numerosamente en casi todos los ámbitos sociales. ¿Les será tan fácil desenvolverse como a los hombres? La película Barbie muestra sin tapujos las asimetrías sociales entre los hombres y las mujeres, de las cuales no somos conscientes. A través del discurso feminista del personaje Gloria, la película transmite explícitamente lo que millones de mujeres sienten y no han logrado articular sobre las exigencias hacia la mujer en las sociedades industriales y posindustriales. Además, muestra cómo podría ser un mundo de solo mujeres. Es indispensable producir más películas sobre las brechas entre los géneros y darnos cuenta de ellas.

Pero Pobres Criaturas se convirtió en mi favorita. Si no la has visto, mi opinión tal vez te revele mucho sobre ella. El griego Yorgos Lanthimos, su director, se propuso retos que logró magistralmente. Combinó los géneros de fantasía científica, comedia oscura y drama y los estilos artísticos victoriano, art decó y futurista para lograr una época atemporal y un mundo coherente. 

Además, Pobres Criaturas me cautivó porque Bella, su protagonista, muestra una manera de ganar libertad frente a las conductas humanas y a los acontecimientos y cualquier persona puede decidir responder como lo hace Bella. Por si hay duda, aclaro que no es una película que pretenda dar lecciones de ningún tipo.

Pobres Criaturas es una adaptación de la novela homónima del escritor, poeta y artista escocés Alasdair Gray publicada en 1992. La película trata de la vida de Bella Baxter, quien fue la creación del científico Dr. Godwin Baxter. Él rescató del río a una mujer embarazada que intentó suicidarse al lanzarse de un puente y le trasplantó el cerebro del feto. A lo largo de la película, atestiguamos el crecimiento de Bella de bebé a niña, luego a adolescente hasta que llega a ser mujer. 

Cuando alcanza la adolescencia, su curiosidad por salir de la mansión en Londres en la que vive encerrada con su creador, el Dr. Godwin, la motiva a irse a recorrer el mundo con el gigoló abogado Duncan Wedderburn. En este viaje por Europa y África la protagonista se descubre a sí misma, al mundo y la variedad de conductas humanas.

Bella encarna la inocencia, la naturalidad y la experimentación, la cual aprendió de Godwin. Ella es un lienzo blanco contra el que se estrellan colores que representan las conductas humanas: la conducta obsesiva, representada por el padre de Godwin, quien lo castró con el afán de hacer experimentos científicos; la evasión de nuestras emociones, encarnada en Godwin y su elección de utilizar la ciencia y la racionalidad para conducirse; la deshonestidad, mostrada por los marineros; el pragmatismo y la lucha por la supervivencia, ejemplificados por la matrona; la crueldad y el afán de dominio, representados por Alfie. 

El personaje más radical es el abogado Duncan, que encarna la inmadurez y el narcisismo. Duncan también nos muestra la locura en la que nos enfrascamos cuando nos ponemos en la posición de víctima ante sucesos fuera de lo que esperamos, ante la imposibilidad de reconocer a quien está frente a nosotros y de no tomarnos personales sus acciones, ante la imposibilidad de reconocer nuestra herida y aquello externo que la hace doler.

Bella le dice a Alfie que antes de él, otros habían tratado de mantenerla prisionera.

La sociedad constantemente busca someter la inocencia y la naturalidad para

mantener el control o el estatus quo, no es plenamente permisiva de la

experimentación, pues ésta puede afectar grandes intereses económicos, políticos

y religiosos.

Ante estas conductas humanas y el intento por oprimir la inocencia, la naturalidad y la experimentación, encarnadas en Bella, ella responde siendo consciente de sus emociones y sin victimizarse, sin tomarse personal nada de lo que le sucede o el daño que otros le infligen con sus actos. Bella se muestra responsable de su situación en lugar de culpar al de enfrente por ella, como lo hace el herido abogado contra Bella cuando se da cuenta de que no puede dominarla como lo hizo con las mujeres anteriores. Ella no sufre porque no tiene apegos a objetos, a relaciones, a ideas o al pasado, simplemente vive el presente. El budismo identifica al apego como la causa del sufrimiento. La protagonista no responde a las personas ni a los acontecimientos con juicios, prejuicios o condicionamientos sociales. Es decir, Bella se conduce en libertad. Por cierto, son principios de la práctica del budismo y de la meditación estar en el presente, el desapego, la observación y la ausencia de prejuicios. 

Al terminar de verla, sólo queda para el espectador responder por qué la película tiene ese título, y ¿quiénes son las pobres criaturas?


Carla Pascual es autora de Descubrirme en Qatar, el único libro escrito en español y que ofrece la mirada de una latinoamericana sobre la cultura árabe musulmana, pues las narrativas sobre Arabia usualmente provienen de EUA y de Europa.

Morelia: librerías El Traspatio y Café Michelena

Envíos dentro de México: Nitro/Press, Mercado Libre

Envíos dentro de México y a EUA y Canadá: Tienda FENALEM




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Ancla 1
bottom of page