Atlixco para el 16 de septiembre

Deléitate con chiles en nogada, arquitectura colonial única y cientos de flores en las fiestas patrias


Ubicado en el estado de Puebla en México, el pueblo se llama Atlixco de las Flores. Su mayor atractivo todo el año es la gran variedad de plantas, árboles y flores que habitan sembradíos y viveros. Pero Atlixco, además, ofrece gastronomía y arquitectura colonial.

El restaurante Vittorio’s es una excelente opción para pasar la Noche Mexicana el 15 de septiembre y celebrar la lucha por la independencia de México de España que comenzó el 16 de septiembre de 1810. Se ubica en una casona colonial de cantera en el portal Hidalgo de la plaza principal y cuenta con una terraza que ve a ella. El buffet de cena incluye dos platillos insignia de Puebla y que ya se consideran nacionales: mole poblano y chiles en nogada. En ambos se reúnen el sabor dulce y el salado, cosa que pocas cocinas en el mundo logran con tanto éxito como la mexicana.

La temporada de chiles en nogada tiene lugar en los meses de agosto y septiembre porque sus ingredientes están en su punto: el chile poblano y, para el relleno de carne de puerco y res, la manzana panochera, la pera lechera y el durazno criollo. También están en su punto la nuez de Castilla, con la que se prepara la salsa de nogada, y la granada, cuyos granos rojos se “espolvorean” sobre el chile[1]. Le dan un toque de acidez, además de decorarlo.

En la terraza de Vittorio’s tendrás un lugar privilegiado desde donde oír el Grito de Independencia en voz del presidente municipal y ver los fuegos pirotécnicos, de tantos colores como las flores a la redonda.


Fachada de la Parroquia de Santa María de la Natividad, Atlixco
Fachada de la Parroquia de Santa María de la Natividad, Atlixco. Crédito: Carla Pascual

En la plaza principal no pasa desapercibido el color amarillo canario del conjunto conventual La Natividad de Nuestra Señora, cuya parroquia quedó instituida en 1576 y el edificio actual se construyó entre 1606 y 1650. La reparación hecha a su Parroquia de Santa María de la Natividad, luego del sismo del 7 de septiembre de 2017, permite apreciar su esplendor. Su fachada austera hace que sobresalgan los escudos reales españoles, uno de los pocos templos donde se pueden ver, pues fueron destruidos luego de la Independencia de México. Siento que su torre de Orden Estípite conformada por varias columnas blancas viene hacia mí, esto se debe al color café que pinta y resalta sus vértices y motivos decorativos. Su cúpula es un ejemplo modesto del uso del petatillo y de azulejos de talavera en los templos de la zona. El petatillo es una forma de disponer los ladrillos que imita la trama de un petate tejido de palma. Esta trama es interrumpida con azulejos de talavera con motivos y colores variados.



Estilo de petatillo y talavera de Puebla
Estilo de petatillo y talavera de Puebla. Crédito: Carla Pascual

A lado de la Parroquia se encuentra el que era el convento y ahora alberga el Palacio Municipal, pintado con murales que cuentan la participación histórica de Atlixco en la guerra de Independencia y en la Batalla de Puebla. También muestra lo que tiene para ofrecer a México y al mundo a través de la exportación: flores que alegren jardines, casas y eventos, es decir, a las personas.

La estrecha avenida Hidalgo es un ejemplo del amor y orgullo de los habitantes por su pueblo y por las flores. Sus residentes y locatarios se han esmerado por decorar sus banquetas y muros con macetas donde conviven flores de colores lila, naranja, amarillo, así como enredaderas colgantes. Cada maceta forma un paisaje único. Me siento rodeada de vida en Atlixco.


Murales y flores en la calle 16 de septiembre en Atlixco
Murales y flores en la calle 16 de septiembre en Atlixco. Crédito: Carla Pascual

Desde la explanada del Exconvento Santa María de Jesús, pintado en rojo, se alcanzan a ver las dos torres del que fue el primer granero y molino de América. La vocación trigueña del valle de Atlixco debido a su buen clima motivó su construcción hace unos 400 años, más adelante se construyó la hacienda de San Mateo. La familia propietaria vive ahí y abre sus puertas cada domingo a partir de la 1:00 de la tarde para ofrecer recorridos históricos por la casa y el molino, que dejó de producir en 1999.

La hacienda San Mateo también acoge un mercado de productos orgánicos locales, como miel, semillas, pan de masa madre (sin levadura) y orquídeas. En la Hacienda también se localiza la planta y el beergarden de la cervecería tradicional 5 de Mayo, bautizada con ese nombre para hacer referencia a su origen poblano y al orgullo por México. Desde luego que se puede beber cerveza en sitio y comprar para llevar.


Flores a la venta en Atlixco
Flores a la venta en la plaza de Atlixco. Crédito: Carla Pascual

Y a todo esto, ¿dónde comprar flores? Los domingos en la plaza principal hay puestos que venden árboles frutales, flores y plantas. Además, decenas de viveros se encuentran a ambos lados de la carretera en la colonia Cabrera. Son el hogar de cientos de plantas, hasta que algún visitante las compra. Más de una planta cautiva y su tarjeta de cuidados puede ayudarte a decidir cuáles adquirir. ¿Tengo un lugar en casa para que reciba el sol a diario? ¿Recordaré regarla cada tercer día? De regreso a casa, con el volcán Popocatépetl de fondo, contemplo los sembradíos de cempasúchitl. Esta flor en forma de bombón de color naranja se acostumbra en México para decorar las tumbas y altares de muertos el 1ero y 2 de noviembre. Así que, además del 15 de septiembre, Atlixco tiene para celebrar el día de los muertos.



[1] El Poder del Consumidor, https://elpoderdelconsumidor.org/2020/08/el-poder-de-el-chile-en-nogada/


Entradas Recientes

Ver todo